Mi amor y pasión por la fotografía viene de lejos, casi no recuerdo
cómo comenzó, pero fué hace 6 años
cuando me sumergí de lleno
en este maravilloso mundo. Me inicié con el paisaje, siempre
maravillada con el comportamiento de la luz natural, haciendo de
ella mi hilo conductor hacia mi pasión que es el retrato.


Sentía que no había nada mejor, ni el mejor flash..., nada me gusta
más que amoldarme a la luz natural, casi como un baile entre esa
LUZ y mi cámara, buscando esa complicidad.


Quiero llegar al alma de las personas, transmitir y plasmar lo mejor
de cada una de ellas: una mirada, un gesto, unas lágrimas de emoción...,
una imagen que hable por sí sola, que despierte emociones.


¡¡¡ Ese es mi objetivo !!!